viernes, 25 de agosto de 2017

(Relato) Cuenta Cuentos # 16 - Miedos by CyElyn

Cuenta Cuentos # 16

Miedos

CyElyn


Hello!

Y sip (yeah) ha llegado ese día del mes donde les comparto algún relato pequeño escrito por mi obviamente y debido que hace unos días por culpa de Viry que me animó a participar en el concurso de una editorial por un pack de libros, que al final lo escribí y que no sé si vaya a ganar, pero ya que no se me hace correcto publicarlo aquí antes de que termine la fecha de la convocatoria, pues decidí escribir un relato, no diré que parecido, pero ya que me hizo recordar algunas cosas de mi oscuro pasado (nah! ni tan oscuro), decidí retomar un poco ese pasado… y les prometo que el próximo mes les compartiré ese relato por aquí ya que me ha gustado como quedó, aparte que hace nada terminé de leer una novela que queda muy adoc a esto y si de alguna manera esta es mi mini versión de A Todos los Chicos de los que me Enamoré jajaja… pero bueno, gracias por leerme.



Miedos

CyElyn


Jamás… que mentirosa soy, que siendo realista ese jamás es perfecto para decirlo de una vez por todas en voz alta.

Jamás reconocí en público que era la persona más insegura del mundo, con un gran miedo al amor… pero aquellos que en verdad me conocían, que otra manera más cliché podía gritar que era la persona más insegura del mundo y que por ese miedo me aislaba y perdí quizá muchas oportunidades en el amor. En aquella época yo… cambiaba de novio como de calzones, en verdad muchos de ellos ni siquiera los recuerdo.

Hubo un gran amor que me cambió como no tienen idea, me hizo creer en la felicidad que después me la arrebató de un una manera muy cruel, por él lloré, y lloré como no tienen idea, me hundí en una gran depresión y cuando decidí que ya era suficiente, fui y le grite en su cara (borracha porque él estaba peor que yo) lo que fue, lo que significó para mí, y que era hoy nada para mi… aquí es quizá cuando me empecé a engañar yo misma y fue una cadena que no pude parar hasta muchísimos años después. Era casi una niña, esa primera vez que me rompieron el corazón y decidí que nunca más lo harían… que equivocada estaba, prefería ser yo la mala del cuento y salir airosa y el resultado fue que lloré muchas veces más.

¿Por qué decidí cambiar chicos con los que pudo pasar algo (y no hablo de sexo, no solo de sexo a decir verdad), por chicos que hoy ni su nombre recuerdo?

Es curioso como la vida a veces nos pone a prueba o a lo mejor solo no pone en nuestro camino lo que de alguna manera buscamos.

Por años (y quizá aún), un cantante famoso de los años 60’s fue mi amor platónico y en la prepa junta a mi mejor amiga en esa época, sin tener la voz (para que engañarnos) en nuestro tiempo libre nos poníamos a cantar sus canciones y no diré que no la sabíamos todas, pero teníamos un gran repertorio. Un día molestando a otra “amiga” lo conocimos a él y dioses, tenía tanto parecido a él, aquel cantante del que estaba enamorada, hasta su físico, su lunar era idéntico no podía estar ciega, pero actuaba mi papel tan bien que creí que solo se acercaba a nosotras por su amigo que quería con mi amiga, pero había tantos detalles, tantos momentos que me negué a verlos que cuando abandonó los estudios y dejé de verlo, lloré por lo imbécil y ciega que había sido, pero algo en mi me decía: “jamás se fijará en ti, solo tú ves eso” y un año después volví a llorar, quise buscarlo, quise investigar, pero el miedo me invadió y lo dejé pasar.

Un año después, el destino se burló de mi o mejor dicho me recordó no seas tonta y despierta… en una clase conocí a una chica que regresa y retomaba sus estudios para graduarse, ella los pospuso por un pequeño sol que llegó a su vida, nos hicimos amigas y teniendo una plática llegamos a un punto que no lo podía creer, ella era parte de sus amistades, lo conocía y de alguna manera me conocía a mí, pero, ¿cómo era esto posible?

Él había hablado de mí con sus amigos, pero al ver mi indiferencia, decidió hacer lo que pospuso por un tiempo y dejé de verlo.

¿Cómo demonios fui tan ciega?

Ya se imaginarán todos esos recuerdos que regresaron a mí, y lo único que hacía era reprocharme una y otra vez. Pero ¿tenía el valor de usar la información que tenía e irlo a buscar a pesar que ya había pasado tiempo?

Cobarde… así es como me defino.

Pero la culpa no era mía, no toda, fue de ese idiota (creo que alguien que a alguien que ya falleció no debería decirle de esa manera), me lastimó tanto que estaba llena de miedos e inseguridades y me hizo cometer muchos errores, de los que de alguna manera hoy me arrepiento. Terminé quizá una historia de amor antes de empezarla, pero el cruel destino no había termino mi castigo… esa sonrisa encantadora lo volví a ver de nuevo tiempo después y…

Hay amores a los que estamos destinados, y quizá Luis si era para mí, aunque fuera por un instante.




Y aquí me pueden matar si quieren jajaja soy mala, lo sé. Abrir un corazón lastimado no siempre es fácil, y es más difícil de entenderlo… quizá pronto me anime a terminar este momento y les cuente quien me lastimó de la forma más vil posible, pero por hoy suficiente.

Gracias por leerme y nos vemos dentro de un mes.

Besitos!!!


3 comentarios:

  1. ¡Hola hola! He sabido de tu blog a través de un post en el Facebook de una amiga en común: Kylie Evans. Me gusta tu blog ¡ya tienes seguidora nueva! si te parece bien, puedes seguirme https://diariodeunachickalit.blogspot.com.es/ muchas gracias ¡¡un saludito!! ^^

    ResponderEliminar
  2. Hola! Ayys continua la historia!!! Jajaja. Me ha encantado, además tiene mucha realidad en ella :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Me has dejado en suspenso Evelyn!! no es justo mira que soy cotilla y quiero leer el resto.
    Es cierto a veces por inseguridades uno pierde oportunidades de las que después te arrepientes.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...