lunes, 16 de abril de 2018

(Reseña) Asmina by Isabella Abad

Asmina

Amores y pasiones de una esclava (Sueños de libertad)


Isabella Abad


África, 1790. Los cazadores de esclavos atrapan a Asmina, joven mujer de la tribu Fon. Su sencillo mundo se derrumba y lo pierde todo: familia, hogar, libertad. 

Trasladada al Brasil portugués, núcleo de la producción azucarera y cafetalera, la larga cadena de dolores y horrores comienza. Pero también la esperanza y la hermandad del candomblé, religión sincrética. Gracias a ella, Asmina confiará solo en la orixá, el espíritu Obba para su salvación. 

El dolor tiene cara de hombres blancos y Marciano será su némesis. Pero en el horizonte de desastres, Marco Braganza se presenta como la cara bondadosa del sistema y con él, el amor, prohibido y pasional. 

Los acontecimientos se suceden y en la vorágine de los mismos, emerge un nuevo hombre: Demba, un esclavo con hambre de libertad. 

Entre ellos y un paraíso lejano, los quilombos del Matto Grosso, se debaten el corazón y la razón de Asmina. 

En el marco de uno de los comercios más horrendos de la historia, el tráfico negrero, y las fazendas brasileñas, una ficción que te impactará por su crudeza. 

Esta es la vida de Asmina, ¿te atreves a conocerla?


A Isabella la tenía pendiente de lectura, bueno y aun sigo esperando hacerme un huequito para Murmullos de Seda que aparte la portada me encanta y me la super-recomendaron, pero ya que el grupo de Facebook Club de Lectura Romántica, novelas con corazón abrieron la LC (que hasta que comencé a leer me enteré que es una precuela, pero eso no impidió que no le entendiera o em enganchara), pues aparte que la portada me gusta mucho y que hace no mucho leí también otra de esclavos, pues no me pude resistir y me anoté. Con un poco de temor al hacer comparaciones, pero por diversas razones puedo decir que Isabella me ha dejado sin palabras (y eso es difícil).

Y OMG (sí, con mayúsculas) no saben la sorpresa que me he llevado y no solo con la historia, la pluma y calidad de la autora que tiene para narrar. Me hizo sufrir, soñar, desear, detestar, anhelar… y aunque tenemos un amor “lindo”, es con lo que menos me quedo y un altar para Asmina y todos aquellos que lucharon por su libertad.

De la trama no hablaré mucho ya que la sinopsis nos cuenta muy bien de qué va. Pero lo primero que quiero destacar, es que se nota el trabajo de investigación que la autora realizó para esta novela, que con las descripciones que son elegantemente narradas y con una pluma muy amena, nos logra meter bajo la piel de varios personajes y así es como podemos vivir, sentir, sufrir y hasta celebrar con ellos (cuando se puede) por todo lo que tienen que pasar aquellos “humanos” que por ser de otro color los ven y tratan como propiedades y no como personas que tienen derechos. La historia empieza fuerte y bueno, en general es que la novela es fuerte en varios aspectos y el final me ha gustado por… creo que es el justo para todos, muy real.

Quizá el único pero que le pondría y a la vez no, es que entiendo el punto de la autora de hacerlo así para abarcar más personajes, pero creo que en primera persona hubiera funcionado mucho mejor que en tercera persona, debido a que de propia voz nos contarían lo que sienten haciendo más énfasis y sensibles las situaciones, pero a la vez, al hacerlo en primera persona su hubiera perdido un poco la elegancia que encontramos en la narración (así que aun estoy indecisa si es un pero bueno o una malo o mejor me callo la boca que si sigo con esta línea empezará a verse como trabalenguas jajaja), no ya hablando en serio y omitiendo mi voz off. Creo que en parte fue un acierto por el tipo de narración y lenguaje esté todo en tercera persona, pero hay detalles (crueles) que al estar en este tipo de narración no vemos por ejemplo lo desgraciada (destrozada) que se siente Asmina después que cierto hdp hace algo (que después es compensada, pero después sufrirá…. Ah Isabella, cómo te gustó hacernos sufrir la historia completa), a lo que iba, hay situaciones que los sentimientos no explotan como deberían tanto en los personajes como en los lectores al estar narrado en tercera persona, así que es el pero que le pongo.

Hablando de los personajes, siento que están muy bien estructurados y bien logrados que puedes casi palparlos. Obviamente algunos los amarás, a otros admirarás y uno que otro detestarás. Y basta decir que Asmina es mi favorita, por la fortaleza que demuestra desde un principio, su voluntad de querer más y luchar por lo que quiere es que es imposible no tomarle cariño… y creo que con esto es con lo que me quedo de esta hermosa historia. La fortaleza que demuestran muchos ante las adversidades que se les presentan. Su lucha incansable de conseguir sus objetivos.



Asmina es una novela que en verdad deben leer, tiene una historia cruel, dura, difícil con personajes bien estructurados que luchan para salir adelante persiguiendo sus sueños su libertad, padeciendo de mil injusticias. Se nota la documentación que ha hecho la autora para relatarnos esta historia que terminarán amando. Con una pluma elegante y amena es que se devora sin notarlo. Personajes que no se olvidarán tan fácilmente y despierta en los lectores un sinfín de emociones y sentimientos que es de esas novelas y autoras que merecen la pena leer.







Isabella Abad


Soy madre, esposa, mujer latinoamericana transitando mi cuarta década (¿para qué mucho detalle en esto?). Trabajo como docente hace más de 18 años, con adolescentes y jóvenes.
Desde niña la lectura ha sido una actividad de disfrute y relajación. Todo tipo de ella: novelas, cuentos, revistas, etc. Fui y soy una voraz consumidora de novelas románticas, thrillers, ciencia ficción, entre otros. Mi primer recuerdo de esto: ir con varios libros rumbo a la biblioteca de la ciudad y cambiarlos para tener el tesoro que significaba la lectura fresca para la tarde.
Los libros digitales se han agregado a mi vida e Internet se ha convertido en una maravillosa biblioteca, disponible a toda hora.
Escribo desde que tengo memoria, mas no lo había hecho público hasta ahora, donde encuentro un espacio amplio que me permite conectarme con un público variado y ecléctico.
Las novelas románticas me pueden: nos llevan a un mundo de ensueño donde todo es posible y donde la principal emoción de los humanos, el AMOR, reina. Pero todas las pasiones se entrelazan y las variedades y posibilidades son infinitas.
Como verás, mis novelas tienen que ver con la realidad contemporánea o histórica, planteando mujeres fuertes y frágiles al mismo tiempo, que eligen su camino o afrontan lo que les toca. No hay princesas, aunque si por fortuna muchos finales felices.
¿Me acompañas en mi camino?

Twitter     Blog     Facebook


4 comentarios:

  1. Gracias por la reseña. Este aun lo tengo pendientes pero, es un deseo que se me cumplio tras leer crueles cadenas. Isabella es muy elegante en sus historias, y no por eso deja de transmitirnos todo

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Mil gracias por la lectura, la recomendación y las palabras todas!!

    ResponderEliminar
  3. Me llamo mucho la tención la sinopsis y lo que comentas del libro, me encantaría tener la oportunidad de leer este libro en algún momento, mientras me lo anoto.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Hola. Me encantó la historia de Asmina, después de leer Crueles cadenas me quede con Muchas ganas de conocer mas de este personaje, las historías son completamente independientes ,como dices ,no hace falta leer uno.para leer el otro.Te recomiendo que sigas leyendo sus libros Murmullos de seda tambien gustó mucho.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...